27.5 C
Monterrey
spot_img
InicioOpiniónPronóstico 360Viaje al pasado en 120 minutos

Viaje al pasado en 120 minutos

- Advertisement -spot_imgspot_img

Como cada mañana, desde hace unos meses he comenzado un ejercicio de comunicación escuchando a detalle “Las Mañaneras”, con el simple y sencillo deseo de analizar la manera como nuestro Presidente transmite mensajes a su pueblo desde Palacio Nacional.

Algunos de mis colegas periodistas me dicen que es un ejercicio que sirve solamente para cargarme de negatividad y, otros, dicen que es una pérdida de tiempo de 120 minutos de un productivo día, que tanto necesita nuestro adolorido País.

Yo lo veo como una manera de descifrar de manera profesional a un ser humano que ansiaba tanto estar en el poder desde hace mucho y que, al parecer, ahora no sabe qué hacer con dicha responsabilidad, ¿le quedó grande la silla?

Más que una rueda de prensa, La Mañanera, como el mismo la llama, es un programa de reality show, o algo muy parecido a un programa de revista; el colmo fue hace unos días, el 10 de mayo, cuando el presidente dejó su plataforma para cederlo a la cantante Eugenia León y sus músicos y armar un festival para las mamás de México.

No estoy en contra de los festejos del ser más querido y que nos dio la vida, pero en comunicación no se envía el mensaje de celebración, cuando acaba de suceder una tragedia como la de la línea 12 del metro en CDMX y los familiares de las víctimas pedían justicia afuera del recinto.

En tribuna, AMLO se pelea, se carcajea, se ríe, reta, se le corta la voz, manda al carajo, señala y lo más notorio, viaja al pasado en ciertos minutos, en momentos para dar cátedra como si se tratara de un maestro de historia y en muchos otros, para señalar aspectos negativos de sus contrincantes.

Muy seguido se remonta al 2006, sin duda, una época que lo dejó marcado al perder la elección contra Felipe Calderón, quien se ha convertido en su costal de boxeo todas las mañanas.

Si se tratara de una empresa, en México contratamos a un director general que trabaja desde su oficina y que poco sale a ver el desempeño de la compañía en campo, mucho menos en el extranjero, para hacer tratos más allá de las fronteras.

Parece más importante el pasado y cuidar el presente, para no perder la silla porque quizá, como dice el dicho, quien se fue a la villa se perdió su silla.

Cabe destacar que el originario de Tabasco es un experto en medios de comunicación y siempre pone el pecho a pesar de las turbulencias.

También es cierto que, desde que inició la 4T, todo parece indicar que cuentan con equipo de guionistas, quizá encabezados por Epigmenio Ibarra, para lanzar “cajas chinas” para distraer la atención de temas espinosos como la seguridad, la inflación, el desempleo, los muertos por Covid, etcétera.

Si no me cree pregúntenle a Adrián de la Garza, quien se ha convertido en los últimos días en su nuevo oponente gracias a que el Presidente reveló el uso de tarjetas con un beneficio económico, si gana la elección para Gobernador de Nuevo León, considerando que no se quedará callado ante el fraude y la corrupción.

Una reportera le preguntó qué tenía que decir sobre si estaba metiendo las manos en la elección de Nuevo León, luego de que la candidata de Morena, Clara Luz Flores, nomás no levanta.

“Claro que sí, claro que sí me meto, no voy a permitir el fraude electoral”, comentó Obrador, a pesar de que el INE le ha recomendado abstenerse de opinar sobre temas electorales.

La Mañanera es popular, dicta agenda de lo que se hablará en los medios, pero también es el lugar donde quedan grabadas declaraciones que en el futuro podrían ser usadas en contra del mandatario. No por nada se dice que el peor enemigo de AMLO del

presente es el AMLO del pasado… ¿será?

- Publicidad -spot_img

Síguenos en nuestras redes:

8,231FansMe gusta
17,200SeguidoresSeguir
343SeguidoresSeguir

No te Pierdas:

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí