25.3 C
Monterrey
spot_img
InicioEstilo de VidaMolino Blanco, una dulce tradición

Molino Blanco, una dulce tradición

- Publicidad -

Desde hace 120 años, el negocio se ha mantenido en el gusto del público por su delicioso e inigualable sabor.

Durante años, el Molino Blanco ha endulzado a varias generaciones al vender sus dulces típicos.

Su historia comienza en 1902, cuando Zacarías Barboza de León inició a realizar la actividad de la molienda de caña de azúcar en un lugar cercano a la Presa ‘La Boca’, debido a que en aquellos años, se sembraba la caña en dicho paraje.

Por lo que Barboza de León comenzó a preparar piloncillo, el cual servía para endulzar debido a que el azúcar en ese tiempo era muy escaso. De igual forma, la población lo utilizaba para hacer trueques e intercambiar mercancías con ciudadanos de Coahuila u otras regiones, según relata Juan Manuel Sáenz Tamez, actual dueño del negocio.

‘Mi abuelo (Zacarías Barboza de León) trabajó en la molienda hasta 1940, por lo que mi padre Manuel Sáenz Cuéllar continuó con el negocio. Él comenzó a agregarle más cosas al piloncillo como: nuez, cacahuates, pinole y coco rallado. También preparaba conservas de frutas regionales como naranja y calabaza’, comentó Sáenz Tamez.

Fue hasta 1995 cuando Sáenz Tamez, su madre, su hermana y familia cercana, tomaron ‘las riendas’ del negocio, esto tras morir su padre en dicho año. A partir de entonces comenzó a fabricar y vender más productos como: las conservas de pera, membrillo, chilacayote y guayaba, así como mermeladas de naranja, higo, pera, membrillo, guayaba, mandarinas y manzanas.

También venden tamales carne de adobada con chorizo, jugo natural de caña y por supuesto los famosos piloncillos antes mencionados, además de sus nuevas presentaciones de nuez con arándanos y nuez de pasas con coco.

‘Todos nuestros dulces se preparan a partir de aguamiel de caña. Sus precios varían, por ejemplo, de los piloncillos con nuez cuestan desde los 95 pesos hasta los 210 pesos y las conservas cuestan desde los 70 pesos la más pequeña a los 150 pesos la más grande’, mencionó el santiaguense.

En sus 120 años de existencia, el Molino Blanco ha tenido sus altas y bajas, como la pandemia o la actual sequía, sin embargo sus ganas de seguir adelante siguen en pie, sobre todo porque su producto ha llegado a Europa, Canadá y América del Sur.

‘Nosotros seguimos con las puertas abiertas, echándole ganas a pesar de todas las adversidades que estamos pasando’, indicó Juan Manuel.

Sin duda alguna le recomendamos visitar El Molino Blanco, donde podrá encontrar los mejores dulces de la región. Se encuentran ubicados sobre la Carretera Nacional en el km 249 aproximadamente a 1.5 km adelante de la entrada a Villa de Santiago.

Para más información puede contactarlos a través de sus redes sociales o número telefónico.

Facebook: Molino Blanco. Tel 8122850322.

Teléfono: 81 22 85 0322

- Publicidad -spot_img

Síguenos en nuestras redes:

10,162FansMe gusta
17,415SeguidoresSeguir
1,039SeguidoresSeguir

No te Pierdas:

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí