13.1 C
Monterrey
spot_img
InicioEstilo de VidaDía de muertos, tradición y colorido mexicano

Día de muertos, tradición y colorido mexicano

- Publicidad -

En México se celebra la muerte, igual o más que la vida y para muestra está la tradición y el colorido que se puede percibir en el Día de Muertos o de los Santos difuntos.

Esta tradición data desde la época prehispánica, cuando los habitantes de estas tierras creían en que las almas de las personas que dejaban de vivir se dirigían al Mictlán que significa ‘Infierno’ o ‘Lugar de los Muertos’, pues previo a la conquista española no se tenía la creencia religiosa de que existiera un cielo.

La cultura Mesoamericana era adornar un espacio con flores de temporada, por ejemplo, la flor de cempasúchil (Zempoalxóchitl), que predominaba en los ‘altares de aquella época y dominaba la quema de algunas hierbas a modo de saumerios.

Con la llegada de los españoles se implementaron todos los aspectos religiosos que se conocen en la actualidad, como los crucifijos y la teoría de que los difuntes van al encuentro con Dios.

Cada sociedad afronta la muerte de maneras diferentes pero los mexicanos lo hacen de una manera muy particular. Son varios días de fiesta y ritual para recordar a seres queridos y familiares cuyas almas, según la costumbre, vuelven por una noche a compartir con el mundo de los vivos.

Todo comienza a finales de octubre, pasando por el 1 de noviembre, dedicado al alma de los niños, para terminar el 2 de noviembre, recordando el espíritu de los adultos.

Y para recordarlos y recibirlos en su regreso al mundo terrenal para compartir con los vivos se montan altares llenos de colores, sabores y olores: flores de cempasúchil, calaveras de azúcar y chocolate, pan de muerto, agua, velas, fruta, vino, mole y toda la comida y bebida favorita de nuestros antepasados.

Los altares de nuestros difuntos son todo un fenómeno para los extranjeros, incluso para los mexicanos, pues cada detalle tiene un significado, pero el tema del culto que se rinde a los muertos deja impactadas a muchas personas.

Desde la comida que más disfrutaba el difunto, la ropa que le gustaba, las bebidas, el perfume, algunas fotos, incluso vicios, son postrados en el altar con la creencia de que eso hará que el alma en cuestión regrese a la tierra y después puede volver a donde descansa por toda la eternidad.

Lo tradicional de las fechas son las calaveras de azúcar, el pan de muerto, el chocolate, frutas, comidas como el mole, los tamales, el atole.

En varias comunidades, sobre todo en el centro y sur del país, las personas pernoctan en el cementerio y ahí realizan un convivio en honor al difunto, que se cree esa noche del 2 de noviembre tienen permiso de estar con los suyos.

El Día de Muertos es una tradición emblemática de la cultura mexicana. En 2003, la Unesco la declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

- Publicidad -spot_img

Síguenos en nuestras redes:

10,162FansMe gusta
17,415SeguidoresSeguir
1,039SeguidoresSeguir

No te Pierdas:

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí