32 C
Monterrey
spot_img
InicioLocal‘De Padres a Héroes’; hacen padres de víctimas justicia por sus hijos

‘De Padres a Héroes’; hacen padres de víctimas justicia por sus hijos

- Advertisement -spot_imgspot_img

Un recuento de los casos en los que los implacables padres han llevado a los victimarios de sus hijos ante la justicia.

El amor de un padre o madre por sus hijos es incondicional, pero existen situaciones en las que, debido a las condiciones en que mueren su descendencia, al buscar justicia; los padres se han convertido en héroes de ‘carne y hueso’.

No solo implacables justicieros, sino padres de víctimas que han ido más allá de su propia integridad o vida con tal de limpiar el nombre o llevar a los victimarios ante la justicia, aunque para ello, luchen conta todo un sistema de Gobierno.

Tal es el caso, recientemente del Padre de Debanhi, Mario Escobar, quien en su lucha por esclarecer la muerte de la joven de 18 años no solo ha ganado seguidores y cómplices de su afrenta sino ha tenido que enfrentar autoridades, llevándolo a conseguir la atención del Presidente, así como criticas de influencers y comunicadores; pero dejando claro siempre, que pese a las amenazas de muerte no descansará hasta llevar a los responsables tras las rejas, ‘tope donde tope’.

Tras 12 días de pesquisas, el 21 de abril, a escasos 50 metros de donde se localizaba un campamento para la de búsqueda de su hija: Debanhi, su cuerpo fue encontrado en una cisterna en el Motel Nueva Castilla, en Escobedo.

Lo que desató la impotencia, y la incredulidad sobre la pobres investigaciones de la Fiscalía, que llevó a la destitución días después de dos fiscales: Rodolfo Salinas, de Personas Desaparecidas y Javier Caballero, a cargo de la Unidad especializada Antisecuestros.

Foto: Redes Sociales

Sin embargo, el padre de Debanhí ha advertido ‘no tengo miedo a nada, no me importa que me sigan amenazando de muerte. ¿Quién?, no sé, pero no tengo miedo, gracias a Dios en la bóveda (fosa) que le hice a mi hija hay tres lugares, y si necesito llegar a ese lugar para encontrar la verdad, voy a llegar, no me interesa, el cajón ya está ahí, ya tengo los tres lugares para ir a la laguna en dado caso de que así sea. No tengo miedo’.

Pero al igual que él, existen varios casos donde los padres o madres de las víctimas han tenido que emprender una lucha implacable por conseguir justicia, aunque en algunos casos no han podido lograr el objetivo.

Maricela Escobedo, de enfermera a activista

Foto: Redes Sociales

Uno de ellos, es el caso de Maricela Escobedo, una enfermera jubilada del IMSS y propietaria de una mueblería quien se convirtió en activista en Ciudad Juárez, Chihuahua, a raíz de que su hija Rubí Marisol, de 16 años, fuera asesinada por su pareja Sergio Rafael, de 28 años, en agosto del 2008.

Maricela recorrió la ciudad con protestas, por dos años viajó hasta Zacatecas, donde localizó a Sergio Rafael pero apenas fue detenido, la Fiscalía lo exoneró de los cargos; sin embargo, emprendió una lucha por la justicia, logrando que un tribunal (integrado por tres magistrados) rectificara la decisión de los jueces y obtuvo una sentencia condenatoria de 50 años, mientras los anteriores jueces fueron removidos.

Pero, el homicida permanecía prófugo Escobar emprendió, en diciembre del 2010, un plantón frente a Palacio de Gobierno. Apenas unos días antes de su muerte, el 25 de diciembre, encaró al propio Gobernador César Duarte, con una pancarta con la leyenda ‘justicia, privilegio de gobiernos’, lo que molestó al mismo, según se documentó en diarios locales.

Padre de Otilio, contra la Sedena

Foto: San Juana Martínez, La Jornada

Otro caso que sacudió Monterrey, ocurrió 18 de abril del 2011, cuando Jorge Otilio Cantú Cantú fue asesinado con más de 30 disparos de arma de fuego por militares, quienes le sembraron armas para hacerlo pasar como un integrante de la delincuencia organizada, cuando realmente se dirigía a su primer día de trabajo después de haber contraído nupcias.

Desde entonces, el papá del fallecido joven de 29 años, Otilio Cantú, buscó hacer justicia por la muerte de su hijo, logrando un hecho histórico en el 2016 cuando cinco involucrados en el asesinato recibieron una sentencia de 22 años y seis meses de prisión por delito de homicidio calificado.

Y 10 años después, en junio del 2021 se dio a conocer que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tendría que indemnizar a sus familiares con más de 15 millones de pesos, de acuerdo con una resolución del Pleno del Tribunal Federal de Justicia Administrativa. Por daño moral, daño físico (por el homicidio) y gastos funerarios, los padres y la esposa de Cantú Cantú debieron de recibir 5 millones 469 mil 824 pesos cada uno, pero hasta el momento no se sabe si el dinero fue dado.

Rosario Ibarra y su vida de lucha

Foto: Marco Peláez

En 1974, Jesús Piedra Ibarra fue detenido y ligado a ser parte de un grupo del crimen organizado que habría sido responsable del asesinato de un policía en el estado de México, por lo que fue desaparecido y desde entonces su madre, Rosario Ibarra, no dejó de buscar justicia por él, y posteriormente por todos los presos políticos del país.

Sin dar detalles sobre el paradero de Jesús, Rosario movió ‘cielo, mar y tierra‘ para localizar a su hijo, liberarlo de la falsa acusación o saber en dónde se encontraba detenido, pero esto nunca sucedió, y se convirtió en una víctima más de la desaparición forzada en el país y de la violencia de la década de los 70’s.

Tres años más tarde, Ibarra fundó el Comité Eureka en el cual, junto a un grupo de madres de jóvenes desaparecidos, exigían justicia por saber en dónde es que el gobierno o los grupos delictivos retenían a sus hijos. A este comité, se le atribuye la frase ‘¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!’.

Rosario, se convirtió durante casi medio siglo en símbolo de lucha, de activismo por los derechos humanos y justicia por los desaparecidos, e incluso fue crítica de los gobiernos desde Ernesto Zedillo, Vicente Fox y más presidentes mexicanos, logrando llegar por su relevancia al Senado de la República hasta el 2012.

Caso Wallace: una madre contra el mundo

Foto: Redes Sociales

El 11 de julio el año 2005, Hugo Alberto Wallace Miranda fue secuestrado y privado de la vida por un grupo de secuestradores que desde tiempo atrás, habrían planeado el atentado para obtener dinero de la familia Wallace.

La mamá de Hugo, Isabel Miranda de Wallace, interpuso una denuncia ante la PGR señalando que su hijo, empresario y padre de familia había sido secuestrado dos días antes.

‘Atando cabos’, Isabel comenzó a hilar el caso de desaparición de Hugo y descubrió que uno de sus conocidos, Jacobo Tagle, sería parte del grupo que orquestaría el secuestro. Uno de los seis supuestos responsables, tras pagar un espectacular por su cuenta y recibir información directamente con lo que esclareció el caso.

Años más tarde, Isabel logró se realizará la detención de las seis personas involucradas: Jacobo Tagle, Brenda Quevedo, César Freyre, Juana Hilda González, Tony Castillo y Alberto Castillo. Hasta el día de hoy solo cuatro de ellos han recibido sentencia por el secuestro y homicidio de Hugo.

En el 2013, Isabel Miranda creó la fundación ‘Alto al Secuestro’, en donde por su propia cuenta, financia y apoya a mujeres que buscan a sus hijos, y en 2012, siendo ya una activista reconocida en México, fue candidata a la alcaldía del Distrito Federal por el PAN.

Padre de Esmeralda, mantiene lucha pacífica

Foto: Redes Sociales

Con una pancarta en forma de mandil, donde se plasma la cara de su hija desaparecida y la leyenda ‘no me olviden, falto yo’, es como el señor José Luis Castillo Correón busca a Esmeralda Castillo, quien desapareció en el 2009 a sus 14 años.

Tras emprender la búsqueda de Esmeralda desde el día de su desaparición, hasta la fecha se ha convertido en un activista y personaje reconocido, ya que ha apoyado a muchas familias de desaparecidos y cada año se une a cientos de mujeres a clamar justicia en diversas manifestaciones.

El señor ha realizado de todo desde que emprendió su búsqueda, incluso fue arrestado en el 2012 de manera sospechosa por un supuesto robo realizado en 2008, aunque esto ocurrió tras enfrentarse al entonces gobernador y hoy prófugo de la justicia César Duarte Jáquez.

Madre de Hugo: toma periférico

Foto: Redes Sociales

Hugo Carbajal fue asesinado el pasado 2 de abril en una fiesta clandestina en el Estado de México, aparentemente tras recibir un golpe con una botella en la cabeza y ser herido en el cuello con la misma por un elemento de seguridad.

Tras esto y la nula respuesta de las autoridades, la mamá de Hugo, Maureen Amaro, acompañado de su esposo, amigos y conocidos, realizó un bloqueo en el Periférico Norte por más de 13 horas.

Tras esto, amenazó a la Fiscalía del Estado de México con el fin de que en menos de 24 rindieran un informe respecto al asesinato de su hijo y que se realizara la orden de aprehensión correspondiente.

Finalmente, tras días de presión social de los padres sobre las autoridades y mediáticamente, el asesino Mauricio N se entregó voluntariamente para pagar por lo que hizo.

Todos ellos han dejado en su lucha, de distintas formas, su coraje en búsqueda de justicia para sus hijos incluso dejando su propia vida ‘en prenda‘; tal como lo ha señalado el Padre de Debanhi ‘ya no tengo miedo, ya he perdido a mi única hija‘.

Con información de Karla Araujo, Selene Gaytán, Alejandra Correa y Javier Ramírez

- Publicidad -

Síguenos en nuestras redes:

8,231FansMe gusta
17,200SeguidoresSeguir
343SeguidoresSeguir

No te Pierdas:

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí